Adoptamos a Micho

A Micho le falta la cola: con un año saltó de la ventana y estuvo diez días desaparecido. Afortunadamente, conseguimos localizarlo de nuevo y aquí sigue, tan trasto y con tanta hambre de vida como siempre.